25.2.08

Ya no pude llegar al teléfono ...



De pronto perdí todo contacto contigo.
Ya no pude llegar al teléfono, recordar ese número y llegar a tu casa que no conocí.

(Enrique Verástegui, Datzibao)



Despertó de madrugada, después de un terrible sueño, con el solo deseo de oir su voz, sin importar que cale en sus oídos, sacuda su cerebro, altere sus respiros, nuble sus pupilas , palpite galopante los latidos de su corazón ...

Corrió por esas calles empredradas, llegó al teléfono y levantó el frío auricular, con el alma colapsante vagando en el limbo del averno , de la incertidumbre del desearla, la inconstancia del sentirla, la resistencia a no evocarla, la cadencia sentida al mirarla, la culpa por no saber mentirle, la miseria de no poder amarla: esa es la madre de todas las miserias, que no subsana moneda alguna ni alivia bálsamo de zahorí en forma de canción de trova.

Sólo una voz metálica le respondió una y mil veces, y así será, hasta que en algún día etéreo, el destino le exima del tormento diario, y podrá dormir en paz, sin desvelos, como en sus mas caros sueños con forma de mujer.


Datzibao - Audio

Get this widget | Track details | eSnips Social DNAGuardado

3 comentarios:

lizzy bennet dijo...

me ha encantado, además la foto del principio es muy buena.

un besitooo

TRuLy dijo...





He sentido eso...
es horrible.


Maria Pia dijo...

la situación es otra.. pero se parece bastante!
Me ha gustado.
Saludos!