28.3.09

Retorne el Indio Aquino, vestido de sol


Siempre que cae un opresor

la guerrilla responde:
¡Viva El Salvador!

Luis Rico - El Salvador




80 años atrás, los opresores fusilaron a Farabundo Martí, el del sombrero azul.

Creían haberlo matado, se equivocaron, el pueblo continuó su lucha.

En 1979, granos de maíz se trocaron en balas de libertad.

Nacía una guerrilla de las entrañas del pueblo.

La guerra fué cruenta: sicarios multiplicaron Sumpul, la prensa con mala propaganda, traidores en aumento, cobardes que reculaban, y el tío Sam enviando heraldos negros, cual Vietnam.

Doce años, setenta mil muertos, cientos de miles de desplazados fué el saldo terrible.

La guerrilla depuso las armas y firmó un acuerdo de paz con la derecha, heredera de los opresores de antaño.

Se iniciaba una etapa de demodura o dictablanda, de verdad a medias, de reandar el camino, de sembrar semillas.

Ayer balas, hoy votos: victoria en las urnas. ¿la respetarán los asesinos de ayer, hoy y siempre, ocultos en arena?.

El Salvador celebra, sus vivos y muertos, desde Cerro Guasapa hasta Usulatán.

Y ellos no perdonarán jamás otra revolución traicionada.




El Salvador - Luis Rico

13 comentarios:

Sedemiuqse dijo...

Se siente. buen post
besos y amor
je

Sedemiuqse dijo...

jo chiquillo vaya lio tengo no se si es aquí.

Borja dijo...

Y siguen sin comprender que matar a un héroe es crear una leyenda. Un mito al que seguir.

Lúcida dijo...

Siempre vivos.

Adrisol dijo...

cómo pasa siempre, si matan a un héroe, lo único que consiguen es hacerlo un mito!
gracias por compartir
un abrazo

Abril Alejandra dijo...

Camarada, siempre la historia nos ha enseñado la ruta exacta a seguir. A través de la historia nos hemos dado cuenta y entendemos este presente que vivimos. Recordemos que nuestra Latinoamérica con gobiernos ineptos, serviles del imperialismo, cómplices del despilfarro inmisericorde de nuestros recurso, cómplices de las oligarquías locales han sangrado y se han mofado de nuestra gente como han querido.

La misma historia nos ha enseñado que matando un hombre de la talla de Farabundo Martí, Augusto C. Sandino, Che Guevara y muchísimos más, no matan las ideas. Muy por el contrario despiertan la conciencia de los pueblos, se rebelan y es ahí donde caen los gobiernos derechista y cómplices del imperialismo. El pueblo salvadoreño es un ejemplo claro de valentía, tesón, mística revolucionaria, verdaderas convicciones y espíritu patriota. El pueblo salvadoreño, un pueblo por más sufrido, supo reconocer en el proyecto del FMLN con Funes y Leonel a la cabeza, la esperanza para un cambio verdadero.

Camarada, la lucha no será fácil. Los enemigos de ese bello proyecto que se está gestando no se quedarán de brazos cruzados, pero estoy segura que el pueblo valiente de El Salvador sabrá salir adelante y no se dejaran intimidar por todas las amenazas y lo que llegue a concretizar la derecha desde la oposición con sus aliados foráneos.

Esperemos y confiemos que de verdad sea el cambio que tanto espera el valiente pueblo salvadoreño, Yo confío que así será.

¡¡Viva el pueblo Salvadoreño!!

Camarada, un abrazo bárbaro y fraterno desde estas tierras cálidas de Nicaragua.

aNdAiRa dijo...

QUe los opresores sigan creyendo tontamente en el dicho ese que "muerto el perro se acabó la rabia", pero lo que no saben esque con esos actos desesperados de cobaría lo único que hacen es encender más a los que buscan justicia e inmortalizar a los que quieren erradicar...

kayako saeki dijo...

Gracias por despertar konciencias kon tus letras y tus kanciones por todo el mundo!!!
Saludos revolucionarios...desde España

Trovator dijo...

Hay guerras que nunca terminan, batallas que se van sumando y personas que se quedan en la mente y los corazones de la gente. Que lo mejor nunca muera,..

Un abrazo hermano trovador!

The_RaVen dijo...

es cierto que los heroes sirven de ejemplo, es cierto que cuando los matan se convierten en leyenda, pero la pregunta es: seguimos ese ejemplo? o solo creemos en leyendas? Muchos dicen seguir sus pensamientos, seguir su ideologia, pero cuando llegan al poder se olvidan de todo.

Alguna vez lei, que los viejos guerreros del pasado una vez que llegan al poder, usualmente se terminan convirtiendo en las nuevas dictaduras del presente, esperemos que esta vez no sea asi.

Nos leemos.

Troba dijo...

Sedemiuqse:

Se siente, es verdad.

Besos!

---

Borja:

Tendría que matar millones.

Saludos!

---

Lúcida:

Hasta la victoria.

Besos!

---

Adrisol:

Y el pueblo es leyenda.

Besos!


---

Abril Alejandra:

Viven en tí, camarada.

Y si ARENA no respeta, habrá que luchar de nuevo.

Besos!

---

aNdAiRa:

Les faltarán balas, siempre.

Besos!

---

Trovator:

Y guerras silenciosas, además.

Saludos!

---

The_RaVen:

Seguramente lo que alguna vez leíste, lo escribieron personas que nunca han alzado la voz, menos han erriesgado sus vidas, y sí se han empeñado en descubrir - en la limpieza - el jabón.

Nos leemos, claro que sí.

Saludos!

marco dijo...

Al matar a un hombre no asesinas sus metas, despiertas un sentimiento!!

Un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Al pueblo al fin le toca, Farabundo ve su sueño cristalizado. Un abrazo