30.1.10

Sube a nacer conmigo, hermano

Dame la mano desde la profunda
zona de tu dolor diseminado.
No volverás del fondo de las rocas.
No volverás del tiempo subterráneo.
No volverá tu voz endurecida.
No volverán tus ojos taladrados.



Mírame desde el fondo de la tierra,
labrador, tejedor, pastor callado:
domador de guanacos tutelares:
albañil del andamio desafiado:
aguador de las lágrimas andinas:
joyero de los dedos machacados:
agricultor temblando en la semilla:
alfarero en tu greda derramado:
traed a la copa de esta nueva vida
vuestros viejos dolores enterrados.

Pablo Neruda - Canto a las alturas de Machu Picchu (XII)

Veinte mil damnificados, decenas de muertos, cuantiosos daños a la economía: Cuzco, el ombligo del mundo, capital del que fué el imperio más grande de indoamérica, sufre los embates de lluvias y aluviones, producto del llamado calentamiento global y la desidia de sus gobernantes.

Miles de viviendas han sido afectadas, muchas hectáreas de cultivo arrasadas;pero las colosales estructuras de piedra de la llacta de Machu Picchu, junto a otras, han sufrido poco o ningún daño. Quizá sea una lección de humildad del conocimiento andino, muchas veces menospreciado por la ciencia occidental: los miles de años de experiencia acumulada permitieron al hombre prehispánico saber sobre la tierra y del clima, asentándose lejos de las zonas de peligro.

Los peruanos, como es costumbre, se movilizan en ayuda de su capital histórica, ante la ineptitud de un país oficial que según las estadísticas avanza hacía el progreso, pero que en realidad avanza hacía el entreguismo y la servidumbre.

Mientras el Cuzco sozobra, militares peruanos y chilenos insisten en jugar a la guerra como infantes alienados, con declaraciones altisonantes que evidencian su desnuda ignorancia: deberían aprender de Neruda maravillado por las alturas de Machu Picchu, del Jaivas cantando en medio de las ruinas de piedra, de un ahora desconocido Mario Vargas Llosa, décadas antes de ser el intelectual cama adentro de Piñera o el consejero de estética de Uribe.


Ver También: El Caminerito




10 comentarios:

Adrisol dijo...

hola trova amigo!!!!

siempre con tus entradas profundas.....denunciando verdades a los cuatro vientos...difundiendo la cruel realidad!!!!

graciasssssssssssssssssssss

un super abrazo

Rita dijo...

Querido Troba, el mundo está siendo destrozado por el ambicioso humano, que no ceja en su empeño de atesorar riquezas, aunque tenga que matar la naturaleza que es el más preciado legado para nuestros hijos, aunque gritemos no nos oirán, no quieren oir. Un abrazo

La brisa de la noche dijo...

Siempre me conmueves ...un abrazo.

h€Çh!ZërÄ..................... dijo...

Trova!!..paso por aqui a dejarte un abrazo inmenso!..siempre con tus grandes palabras..me ha encantado como siempre..espero estes super bien!..muchas gracias por tus lindos comentarios!..muchos cariños para ti..............
Hechizera.....................

La chica pastel dijo...

me llegan todas estas situaciones al parecer "relevantes", pero inútiles.
Paz a Cuzco.
Paz a ti.

trovador errante dijo...

Subo contigo hermano.

Sabias palabras. Hay que seguir peleando por la esperanza.

Un abrazo

Maripaz Brugos dijo...

Trova, han sido impresionantes las secuencias de la tragedia, en el telediario.

Pobre gente!!

Desde aquí, mi cariño para los que han sufrido semejante desgracia.

Un abrazo

Talín dijo...

He vuelto como le prometí. Y no me he engañado. Ya por el dibujito del autoretrato me daba buena espina. Luego por la alusión a Celaya. Y ahora con el poema de Neruda me lo ha confirmado. Creo que más que internautas podríamos ser hasta camaradas de un mundo sin desigualdades. O las menos posibles.

Saludos

Cris dijo...

La guerra y la pobreza es un círculo vicioso.
Estamos contigo.

Besos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

aHORA MÀS QUE NUNCA, CUANDO EL DOLOR ES UNA HERIDA ABIERTA POR EL HERMANO QUE EMPUÑA EL ARMA, CONTRA EL HERMANO DESARMADO, QUE LUCHA POR EL PAN EN SU MESA. uN ABRAZO, CUMPA. CARLOS