10.9.10

Lárguese la escarcha, vuele el colibrí


Venga la esperanza,
venga sol a mí.
Lárguese la escarcha,
vuele el colibrí.
Hínchese la vela,
ruja el motor,
que sin esperanza
¿dónde va el amor?

Venga la esperanza,
pase por aquí.
Venga de cuarenta,
venga de dos mil.
Venga la esperanza
de cualquier color:
verde, roja o negra,
pero con amor.

Silvio Rodríguez - Venga la esperanza 

Vivo en un país donde el presidente se pasea con una top model, inaugurando un Centro Comercial; mientras ancianos con cáncer reclaman que el Seguro Integral de Salud los ha abandonado.

En estas tierras el progreso se mide en cuánto gas exportamos, sin importar cuántos millones de niños no desayunan y dejan la escuela para pedir dinero en las esquinas a cambio de caramelos.

Hace unos días el gobierno redactó decretos que quieren exculpar a sicarios con uniforme por crímenes de lesa humanidad, pero a la vez con hipocresía declaran la guerra al crimen organizado que ellos fomentan.

Algunos pasquines neonazis, arrecian temorosos contra la izquierda con adjetivos como  rojo, caviar, terrorista. Otros políticos ultra-conservadores se pasean por las calles con su mejor sonrisa, criticando el regreso de ideas trasnochadas como el respeto al ciudadano y sus derechos humanos: razón tenía Roque Dalton cuando decía : "No olvides que el menos fascista de entre los fascistas es también fascista".

 Hace poco mas de un año la selva de Bagua se tiñó de sangre en una masacre que se pudo evitar con un mínimo de respeto a los derechos de los Awajun y las comunidades amazónicas: ningún funcionario del gobierno ha sido condenado por los muertos, mientras algunos especialistas doran la píldora con reflexiones pseudo-sociológicas. Ahora los Ashaninkas están en peligro de perder sus tierras por una hidroeléctrica que inundará todo a su paso.

Las calles de las ciudades pujantes están llenas de restaurantes, hoteles y tiendas, pero en cada esquina hay niños y ancianos desamparados, locos deambulando, perros callejeros en pena.  Para el capitalismo salvaje los que no sirven ni para ser explotados simplemente no existen, son invisibles.

Podría llegar hasta el mismo infinito relatando los mil y un problemas del país mío, pero mejor es recordar que por cada villano conocido en mi patria hay tres anónimos honestos, por cada desleal que traiciona su palabra hay tres que la honran, por cada oportunista hay dos que luchan por los derechos del prójimo todos los dias.

Y ese es mi país, al que recorro desde hace media vida: le pueden privatizar todo, menos el alma y la esperanza en un futuro mas justo, menos desigual, a pesar del odio de los dueños del paraíso prometido.

 Venga la esperanza, que venga y no demore: que se quede y se haga realidad.

12 comentarios:

Carmela dijo...

Elocuente post!
Me sumo al clamor de Silvio!
" Venga la esperanza... de cualquier color ... pero venga con amor".
Hay un recrudecimiento fascista que , como bien dices arrecia contra la izquierda .
Hace poco en una reunión de personal un profe me llamó " roja " con el mayor de los odios y despectivamente.
Creo que crece la xenofobia y la intolerancia.
Es cierto que declaran la guerra al crimen organizado que ellos fomentan.Con absoluta hipocresía y falta de moral.
Sabias palabras las de Dalton. Para no olvidarlas!
Debemos continuar con la difusión de nuestro ideario a pesar de los obstáculos de los que anteponen la sinrazón.
En pos de la esperanza de vivir en mundo mejor.
Excelente entrada!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La razón de pais, parce, es la misma de esta tierra expoliada colombiana. De tierras revilcadas, para sacar el oro chocona de sus vetas y aluviones, con ríos desviados de su curso natural, dragas abandonadas en sus aguas hechas turbiones, comunidades llevadas a la miseria. eS ESA MISMA TIERRA, DONDE AÚN NO SE HA PERDIDO LA ESPERANZA DE QUE EL CACIQUE gUANENTÁ, CONVERTIDO EN pájaro para no dejarse matar por los conquistadores, remonte su vuelo sobre los Andes, y haga de nuevos recios a los hombres, para que luchen por su dignidad..aún hay esperanza...UN abrazo. Carlos

Anónimo dijo...

Y pensar que a algunos todo les parece bonito.

Gracias por tan necesario post y por recordarnos que nosotros somos la esperanza =)

Un beso, y bienvenida a tu nueva dirección.

Clau...

trovador errante dijo...

Hola hermano,

Como siempre, lúcidas y reales tus palabras. Desde la distancia, siento vuestra pena, vuestra lucha, vuestra esperanza, y me uno a ella.

Un abrazo de grano de arena,
Kike

Rosana dijo...

Harry , amigo

toda latinoamerica llora al compás de los gobernates de turno ....

pobre latinoamerica , tanto años han pasado y sigue con La venas abiertas

Troba dijo...

- Carmela:

La memoria nos preserva de nuevas injusticias.

Gracias por tus palabras.

Abrazos!

- Carlos:

Para el capitalismo salvaje, no existen fronteras, parcero.

Por suerte para la solidaridad tampoco.

Saludos!!

- Clau:

Esperanza somos nosotros :)


- Trovador Errante:

Con cada grano de arena se pueden hacer playas, hermano.

Saludos!!

- Rosana:

Por eso Galeano sigue vigente, como el socialismo como una vía de acabar con tanta injusticia.

Saludos!

@actvservidor dijo...

La esperanza, qué es la esperanza... la esperanza es la mentira que vale la pena, es lo irreal, lo que no existe pero qué bien si existiera... y por tanto lo queremos hacer ser.

saluos!!
(nosotros, dos, tres, los que sean, somos los que algo debemos hacer... y hay, hermano, muchísimo qué hacer)

Belén dijo...

Deberíamos pensar más en el ser humano que en el dinero, pero creo que eso es imposible...

Besicos

Troba dijo...

- @actvservidor:

Salud y dos mas.

- Belén:

Nada es imposible.

Besos!

maga dijo...

Troba! Con razón no te encontraba pues cambiaste de nombre.
Es una pena que nos toque vivir en un país en el que muchas veces nada tiene sentido. Las reglas están hechas para los pobres, porque los ricos pueden ignorarlas y salir impunes. Es una lástima la corrupción y la ignorancia de la gente que al final, vota por cualquier candidato en las elecciones... pero luego cuánto se quejan!
Venga la esperanza y que no demore!

besos!

GEORGIA dijo...

"No olvides que el menos fascista de entre los fascistas es también fascista".

vivo en un país donde pasa mucho de lo mismo

te abrazo

SOMMER dijo...

Pues fíjate que yo, que vivo en España, no creo que lo estemos haciendo mucho mejor....
en fin...

Bravo por el post Troba.