25.2.11

Si me matan, no importa

Si me matan, una rosa roja
modelo de mi corazón
es el amor que te dejo.

Si me matan, no importa
nuestra causa seguirá viviendo
otros la seguirán.

El porvenir es brillante.
 
Carta Mínima a mi mujer, Ricardo Morales Avilés

Hoy día, hay  hombres y mujeres que luchan hasta el límite de sus vidas, por libertad y dignidad. En Libia, Egipto, Marruecos, Túnez, Bahrein, Arabia, Yemen. Se han unido a los que día a día combaten y son asesinados en Palestina y Gaza por el estado terrorista de Israel.

Tiranos sostenidos por las potencias occidentales, otrora revolucionario que ahora parece un viejo cantante de rock con síndrome de abstinencia, reyezuelos que nadan en petróleo pero tienen a su país sumido en un apartheid. Todos ellos miraron para un costado la desgracia de sus hermanos palestinos a cambio de las bondades del capitalismo: inversiones extranjeras, bonitas cifras de crecimiento, millones de euros en sus arcas personales.

Pero, como siempre pasa en la historia de la humanidad, la realidad les explota en la cara: un pueblo que no tiene miedo a la muerte es invencible.

Solo espero qué, a estos tiempos de guerra, les suceda tiempos de paz desde Túnez hasta Gaza, y no luchas fraticidas que desangren más al pueblo, ni teocracias que llamen al odio en vez del amor, ni nuevos protectorados de potencias extranjeras, administrando ese oro negro que mueve al mundo.


6 comentarios:

Angeles dijo...

Espero lo mismo y creo que somos más quienes esperamos el porvenir brillante y de paz.
Un abrazo y gracias por tu cariño.

Trovator dijo...

Que el futuro se levante con una bandera clara, de armonía y paz, y de libertad en la tierra que uno pisa.

Grande, compañero.

Un abrazo!

NTQVCA dijo...

Lo que ocurre ahora en mi país no es igual que en otros donde luchan por la liberad, por desgracia aquí tenemos miedo y caen muertos y muertos en una guerra en donde no tenemos nada que ver, no queremos por supuesto vivir así y es triste y quita el anímo a cualquiera, pero los gritos por justicia y libertad se oyen huecos y esporadicos, falta mucho para que algo así suceda.
Un abrazo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

El petróleo sólo le ha servido a los pueblos árabes para subir tiranos, que sirvan los intereses de las naciones imperiales. Por resdo, esperamos, que estos movimientos populares, en Túnez, Egipto,Yemen, no sean terciados, al direccionar el gobierno, por neodéspotas, y pase lo del gatopardo, en la novela de Lampedusa: hacer la revolución para que nada cambie. La lucha no puede ser en balde, pero ahí están El reino unido y USa, como águilas rampantes, prestos a caer sobre el oro negro, tratando poner en la dirección de estos paises, a sus espoliques. Un abrazo, parcero. Carlos

La Gata Coqueta dijo...

El sábado al llegar una de las primeras visitas me recordó si me había pasado algún contratiempo...

La realidad es que la semana pasada he viajado precisamente el fin de semana, siendo la causa que desestabilizó los días que tengo para continuar con mis pautas, motivo por el que no edite.

Una vez aclarada mi ausencia, no hay nada más gratificante como saber que se puede notar una pequeña ausencia en un espacio tan inmenso, es lo que me motiva a seguir adelante, cuando en ocasiones estoy muy limitada de tiempo y hago lo indecible para estar a vuestro lado porque siempre os llevo en el corazón como la joya más preciada.

Estos y otros detalles te hacen sentir como una flor al amanecer rodeada por la bruma de la ilusión.

Abrazando los sueños que visten de seda al brindar la mano de la amistad.

Besos de esta amiga que te estima y no te olvida!!

María del Carmen

Carmela dijo...

"Un pueblo que no le teme a la muerte es invencible".
Otra vez el imperialismo sembrando muerte movido por la avidez del oro negro y la ubicación estratégica.
Ojalá se avecinen pronto tiempos de paz.