21.9.08

cantarán los ruiseñores

Cuidado con la CIA
que vienen los gusanos
no maten a Régis
y vámonos hermano.
Víctor Jara - A Cochabamba me voy



No era 1936, cuando la España Republicana era amenazada por el escorpión fascista, en la figura de un hombrecito con bigotito chaplinesco, bajo el amparo del Führer, el Duce y la santa Madre Iglesia Católica.

Tampoco corría el fatídico 1973, en Chile, cuando pájaros negros bombardeaban al presidente; ahogando en un mar de sangre una revolución ganada por décadas de lucha y refrendada en las urnas: la imagen de un general rastrero, auspiciado por un pérfido Nixon, con mirada avergonzada oculta en oscuras gafas y voz aflautada de chillidos hienescos, quedará siempre en los archivos de la felonía, sin olvido ni perdón.

No era la Nicaragua, Nicaraguita de los ochentas, saboteada por los contras, mercenarios bajo el amparo del dolar y el oprobio; del antiguo régimen gamonalista del garrote, cubierto en los nuevos trajes del neoliberalismo.

No era ninguna de esas oportunidades perdidas en los anales de la historia, ahora es Bolivia, sol del alto Perú, tierra hombres cobrizos, de corazón aymara, pago del apu Inti Illimani, de inmensas mayorías por siglos oprimidas, que luego de mucho bregar pudieron superar la valla que una democracia inspirada en el apartheid le impuso por décadas. Ahora, esas reformas apoyadas por el 70% de bolivianos, está siendo saboteada por el mismo fascismo, en la figura de un triste émulo de croatas nazis, el mismo racismo enfermo y la misma águila calva de otrora, aquella que odiará siempre el canto de los ruiseñores.

Esos prolongadores del pasado, usarán todas sus artimañas para que Bolivia caiga.

Y si un día cae Bolivia - digo, es un decir- si cae, los niños del mundo saldremos a buscarla.


Víctor Jara - A Cochabamba me voy

12 - A Cochabamba me voy


1 comentario:

DianNa_ dijo...

Si no es en un lado del mundo es en otro, la mala gente, la poderosa , anulando a los más débiles, la lucha por el poder.

Que pena y que verguenza.

Besos, niño