30.9.09

Con su antivida, su antiamor, su antipalabra


Llueve, un cono sur,

cruz retorcida, cruz gamada,

un Salvador salvando

en sangre la esperanza,

una razón decapitada en Guatemala.

Noel Nicola – Llueve en Agosto de 1981



Micheletti, en un acto de senilidad y de impunidad, gracias a la CIA, ha sitiado la embajada brasileña, a la vez que envía un ultimátum a las naciones latinoamericanas, para que reconozcan la falaz legitimidad de su régimen fantoche.

Mientras, ha sumido al pueblo hondureño en un sistema policial: estado de sitio, represión, asesinatos, clausura de medios de comunicación, etc.

Honduras es el conejillo de indias, el laboratorio donde se experimentan nuevas estrategias para ser aplicadas en Latinoamérica toda, ahora que los mapas siguen cambiando de color, pese a la antivida, antiamor, antipalabra de los eternos prolongadores del pasado.

Mientras, Colombia se llena de bases militares yanquis, todas apuntando a Venezuela, al verde Brasil, al Perú incandescente, al Ecuador floreciente. En Bolivia, la cruz gamada santacruceña insiste en sabotear el primer gobierno de las mayorías en dos siglos de república. En los australes, la derecha, con nuevas máscaras pero con la misma camisa negra, se coloca la servilleta en el pecho para asistir al festín electoral, seguros de su victoria.

En Miami gritan comunista a Juanes – un neutral cantante pop, activista por la paz – por cometer el sacrilegio de cantar gratis en La Habana, rompiendo medio siglo de bloqueo a manos del mundo buitre que espera carroña.

En Perú, el primero de octubre es el día del periodista. Muchos de ellos, siempre atentos a informar y protestar ante lo que pasa en Venezuela, Cuba o Bolivia; hoy se callan, miran para otro lado y silban frente a lo que pasa en Honduras y Colombia. Prefieren asistir a banquetes y cócteles, departir amistosamente sobre el clima, jactarse de sus influencias, para después hacer creer la verdad oficial sobre la matanza de Bagua y apoyar sibilinamente las aspiraciones presidenciales de la hija de Fujimori, recientemente auto-inculpado por comprar medios de comunicación con dinero del estado, durante su dictadura en los noventas.

Hoy llueve tiranía en Honduras, hoy llueve corrupción en Perú: esas lluvias duelen y se empozan en el alma. Maldita lluvia la de hoy, mañana puede llover en Latinoamérica, como en ese aciago agosto de 1981.

11 comentarios:

Abriles dijo...

ojalá no vuelva un 1981... aunque los vientos que soplan nos traigan ese aroma

Lúcida dijo...

Porqué lo haremos todo tan difícil...

Goliardo dijo...

Conmovedor, preocupante, escalofriante. Es claro que en Honduras hay mucho más en juego que una "crisis institucional". Por desgracia, la derecha fascista latinoamericana, retrógrada y salvaje, siempre estará dispuesta a dar el zarpazo golpista. Pero también creo, que de nuestra conciencia recuperada depende defender el territorio ganado. Y ante todo, mantenerse unidos.
La realidad concreta y triste, el foco de nuestras miradas esta hoy puesto en Honduras, pero creo que no es poca cosa que, al menos, hoy Zelaya esté asilado en la Embajada de Brasil. Es un gesto fuerte y decidido, que espero que sea una cuenta regresiva para una dictadura fantoche condenada a caer por su propio peso, por más que haya payasos que intenten sostenerla. El problema es que mientras tanto corre sangre, y eso es lo que duele y nos sume en la impotencia estando tan lejos.
Mientras tanto, a cada uno le tocará pelear en su escenario, contra los bastardos de siempre, esos que no dudaron décadas atrás, en intentar sepultarnos vivos con las dictaduras de sangre que impusieron en nuestro continente.
Pero creo que somos muchos los que estamos dispuestos a gritar NUNCA MÁS, y salir a defender lo nuestro. Si atacan, es porque lo saben.
Gracias por ayudar a mentener esa conciencia despierta, siempre alerta. Un abrazo.

Adrisol dijo...

hola trovador!!!!

que triste pero que real lo que cuentas!!
estamos al tanto de todo lo que está pasando en toda américa!!
y lo lamento muchísimo....
no te creas que acá estamos mejor!!!!!!

un abrazo, amigo

La brisa de la noche dijo...

malditas sean todas las tiranias..

Angeles dijo...

Dolorosas lluvias ...
Me gustó escuchar a Santiago Feliu, recordé algo que no tiene que ver con tu post, pero el día que lo escuché por primera vez fue en un recital de Silvio, el lo presentó, comenzó a cantar y la gente empezó a gritar Silvio! Silvio!Entonces empezamos a gritar Santiago!! Santiago!! los que estábamos valorando su actuación...y así fue como siguió cantando..y lo disfrutamos mucho.
Perdón..me fui del tema pero quería compartirlo.
Besos:)

Cris dijo...

Maldita lluvia, Troba...

Besos desde el otro lado.

Trovator dijo...

Me enseñaron a caminar y tal vez tenga que correr.

Llueve en toda nuestra latinoamérica. El norte busca imponer los cambios ante la mirada, ya no tan atónita, del resto del mundo..

Un abrazo hermano trovador!

Pedro E.Z. dijo...

Estoy de acuerdo en que el periodista peruano ha dejado de percibir lo que en realidad es importante y que no solo es parte de lo que el superior dice. Tu blog está muy bueno, saludos. >)

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Micheletti y otros quieren torcer el destino de una América lkibre y con pan en la mesa para todos. Un abrazo.

María Marta Bruno dijo...

¿Por qué se parecen tanto nuestros países?

¿Por qué se parecen tanto los josputas?

Tal vez sea por la misma razón por la que nosotros, los de este lado, nos parecemos tanto...

Una única nación, la Patria Grande Latinoamericana, un único enemigo...

No dejaremos de batallar, nunca.