14.10.09

Vivirás en mi alegría y en mi tristeza

Cuando tengas que partir,

quiero que sepas,
que estaré pensando en tí,
todos mis días.


Vivirás en mi alegría y mi tristeza,
reinarás en el altar del alma mía.

Al partir me dejarás tus agonías,
y en la casa que sin tí quedo muy triste,
nadie ocupará el lugar que tú tenías,
porque se murió mi amor cuando te fuiste.


Augusto Polo Campos - Cada domingo a las doce




Le decían Zambo, sin racismo pero con un cariño ganado a fuerza de cantar con el corazón en la mano, los sentimientos a flor de piel, la serena humildad que hacía aún más grande su jerarquía de patrimonio nacional.


Nadie como Arturo Cavero para llevarnos de la alegría a la tristeza, del espanto a la ternura, del orgullo al desamor: sea con melodías patriotas que reemplazaban himnos coloniales, con ritmos negros donde se reía para no llorar, con valses donde la guitarra lloraba por un amor perdido.


Arturo tuvo el afecto de algunos políticos, incluso presidentes, unos dignos, otros impresentables. Pero jamás se aprovechó de su cercanía con el poder: no tuvo más riquezas que el amor gratuito de su pueblo, por eso trabajó hasta el final y seguía un franciscano tratamiento médico en el casi inexistente seguro social, hasta que su inmensa humanidad no pudo más, partiendo al lugar donde los mortales se hacen eternos, uniéndose en la tierra con esa patria llamada Perú.


Su entierro fue multitudinario, recibió honores de jefe de estado. No faltaron oportunistas, ni ministras plañideras, no importa: siempre vivirá en esos valses que de niños aprendimos de memoria, en cada rincón de peruanidad.




18 comentarios:

ARIADNA dijo...

ME A GUSTADO COMO LE DAS A TU BLOG LA NOTA NOSTALGICA DE LAS GRANDES PERDIDAS EN EL AMBIENTE MUSICAL, ERES UN BUEN ESCRITOR Y UN BUEN TROVADOR.
ARIADNA B.B.

Rita dijo...

Estos versos que hacen esta canción llegan al fondo de mi alma y de mis recuerdos, que lindo y que triste, besos amigo Troba

L.N.J. dijo...

Hay ausencias que son únicas, siempre con estos recuerdos tan llenos de vivencias que sólo hay que sentirlos y vivir con ellos.
Quizás porque sean más verdadero que todo poder y dinero.

Una preciosidad sin duda, y un reflejo de lo que eres.

Muchas gracias por compartir.

Adrisol dijo...

son esos grandes personajes que siempre vivirán a través de sus obras..
gracias por difundir!!
muestras tu gran corazón a través de tus entradas..felicitaciones!!

besos,querido amigo

Julia dijo...

Gracias, amigo, por compartir su música y su recuerdo (no lo conocía).

Un abrazo.

La brisa de la noche dijo...

Bien por recordar..

GINEBRA dijo...

Qué letra más bonita la de esa canción y que buen homenaje a Zambo. Besos, poeta!!!

Anjanuca dijo...

Qué año de despedidas de grandes llevamos ¿verdad, Trova?.

Besucos.

l.e.linsay dijo...

Hola soy Linsay, y nos gustaría que participaras en el proyecto que estamos comenzando, en la creación de un blog, de dar a conocer blogs, con la calidez y calidad del tuyo, en los que se harán comentarios en referencia a tu manera de escribir. Te esperamos, si lo deseas en:
http://corazonsimple.blogspot.com/

Angeles dijo...

Me has traido la historia de alguien que no conocía, gracias.
Besos:)

María Marta Bruno dijo...

Hermano, gracias por abrirme la puerta de Arturo Cavero.
Una voz más para el alma... tan llena de voces y tan entristecida por estos días.
Un abrazo compañero.

Fiore dijo...

Un grande!
que será inmortal entre nosotros

bsos de esposa primeriza y Recién casada

L.N.J. dijo...

Una canción preciosa, muy bonita.

De nuevo, gracias.

salvadorpliego dijo...

Primera vez que lo escucho y ese sabor de su canto popular me gustó. Gracias por compartirlo. Un gran abrazo para ti.

Menda. dijo...

Me quedo con la canción y el el sencillo homenaje que has hecho.

Goliardo dijo...

No conocía a Zambo, y me lo has presentado con preciosas palabras y con una hermosa canción. Un placer siempre visitarte. Un abrazo.

¤Jû€nðy dijo...

me encanto el escrito!
en toda su plenitud ;)

Arkadas de Hipokresia dijo...

'quiero que sepas,
que estaré pensando en tí,
todos mis días.'
Precioso. Un saludo.