18.1.10

Poesía en Haití


Quién no duda ante el esfuerzo por cumplir
ante la ostentación de un mundo por construir o reconstruir
cuando la podredumbre febril lo roe hasta su síntesis
hasta su profundo desdoblamiento.

No basta tener sed para hacer brotar la fuente.
Es necesario escarbar la tierra hasta lo más profundo
de sus entrañas, y con los propios dedos.


Tres veces cantó el gallo / Pedro no traicionó: / se hizo diplomático.


Tengo la angustia de las tinieblas en mi nuca
Tengo el calor de los golpes / ignorado bajo mi piel.
Que se levante al fin el sol / y ahuyente mi miedo.

Rony Lescouflair, poeta Haitiano



Oh país mío, tan triste es la estación
Que ha llegado el tiempo de hablarse en señas.

Todo un pueblo agobiado de silencio
Se desplaza en el mutismo arcilloso de los abismos
e inscribiéndose en las retinas /el movimiento verbalista reemplaza al verbo
Dondequiera la vida se queda en suspenso.

Anthony Phelps, poeta Haitiano


No escribiré sobre el dolor en Haití, a raiz del cataclismo reciente. Su dolor tiene larga data, de país bloqueado, invadido y saqueado por las mismas potencias que ahora llenan de aviones cargados de víveres su aeropuerto en ruinas, a la vez que pueblan el país de marines, o asilan tiranos sanguinarios como "Baby Doc" Duvalier, que sigue disfrutando de sus sucios millones en París.

Tampoco colocaré imágenes de muertos a la intemperie, como si fuera periodista sensacionalista que antes del terremoto viajaba a Cancún o Punta Cana, pero jamás a Puerto Príncipe, ciudad de eternas hambrunas biafreñas.

Prefiero colocar la voz del pueblo haitiano, reflejada en dos poetas de distinta y a la vez aciaga suerte: Lescouflair murió en las mazmorras de "Papa Doc", Phelps pudo exiliarse. Ambos lucharon contra dictaduras con esa arma cargada de futuro que es la poesía comprometida.

Y ese pueblo haitiano renacerá de sus cenizas y escombros: solo necesita que el mundo no le dé la espalda después de pasada la euforia de la caridad, ni lo explote con deudas externas impagables o TLC abusivo, mucho menos derrocar presidentes como Aristide, cuyo único pecado fue querer un Haití justo, sin desigualdades extremas ni fuerzas ocupantes.

Ver también : El hablador


16 comentarios:

GINEBRA dijo...

Troba, te felicito sinceramente por esta entrada tan sentida y sincera. Sobre todo sincera, pues como dices, las potencias que han colonizado, arrasado, impuesto dictaduras son ahora las que transportan víveres en aviones (y ésto es necesario, por supuesto). Es el sentido del abandono de un país, como tantos otros y el olvido del resto hacia este país... es el sensacionalismo periodístico, el momento de la noticia o de la imagen que da la vuelta al mundo y no del compromiso periodístico de denuncia...
Has hecho bien en poner poesía, gracias por hacerme sentir que no todo es tan malo... Besos

Adrisol dijo...

hola trova!!

me pareció justa esta entrada..
sin sensasionalismos ni demagogia..
ojalá,sigan pensando en esa tierra que siempre fué olvidada y no sólo lo hagan ahora por esta terrible catástrofe..

graciasss..
un fuerte abrazo de una amiga argentina que no te olvida..

Angeles dijo...

Estoy contigo, comparto tu sentimiento y me uno a tu voz, esta es la verdad, más allá de las noticias, mucha solidaridad a la hora de re-construir, habría que poner más énfasis en no destruir, pero esto no lo puede ver quien no lo ha vivido o quienes ya lo olvidaron y solo piensan en ganancias.
Te recomiendo un libro "Permanencia del llanto," del
poeta haitiano Jacques Viau Renaud.
Besos:)

Adolfo Payés dijo...

Perdón por mi ausencia de estos días.. no me siento muy bien de ánimos.. Ya mas tranquilo me pondré al día con sus blog.. mas adelante.
Lo siento.

Un abrazo
Saludos fraternos..

salvadorpliego dijo...

Bravo!!!!
Total solidaridad a nuestros hermanos de Haití.

Un fuerte abrazo.

Trovator dijo...

Estoy contigo hermano trovador, lo mejor que se puede hacer es compartir aquellas voces de fé y esperanza ante el mundo. De muerte se ha hablado mucho, tanto que la vida se ha visto relegada a otro plano. Ya no.

Un abrazo hermano de signo!

_Dr_G_ dijo...

Por eso mismo odie la pose de los que esperan posar apenas la tragedia aflore.

En unos días, semanas o meses nos olvidaremos de Haití, y los recordaremos con el próximo huracán, tsunami o terremoto. Con sus cientos de miles de muertos otra vez, con las mismas fotos de salvadores hienas, otra vez. Lamentándonos todos juntos otra vez.

Que bueno que hayas colgado un retrato cultural pequeñito pero referente para saber que esa gente también siente.

Abrazos y saludos fraternales desde la costa a la prisión del hielo.

LUISA M. dijo...

Efectivamente, Troba, yo también opino que el drama de la población de Haití va mucho más allá de los efectos devastadores del terremoto de hace una semana y sus réplicas.
Son duras (como la realidad en que viven) las palabras de estos dos poetas haitianos que nos presentas. No olvidemos ese dolor y ese sufrimiento y contribuyamos entre todos a que este pueblo pueda "renacer".
Leí ayer tu entrada sobre este tema en Estación Esperanza y me gustó, pero no tuve tiempo de dejarte un comentario.
Un abrazo esperanzado y solidario.

h€Çh!ZërÄ..................... dijo...

De acuerdo totalmente contigo...y aun sospecho que por muchos años tendremos una venda del dolor de muchos otros paises que desgraciadamente siguen sufriendo sin ser vistos..haiti ha pasado por muchisimos momentos dificiles, ademas de bastantes seguidos...este fue solo uno de los mas recientes..respeto y admiro la fortaleza de este pueblo que a pesar de las dificultades aun sigue con esperanza de vida..nuestra mano seguira extendida..para verlos "renacer" entre sonrisas y alegrias..Que Dios nos cuide y nos bendiga 100pre...Un abrazo gigante!!!....
Hechizera.................

La chica pastel dijo...

Gran punto, tu sinceridad vale demasiado.
Intentaré buscar más de aquellos poetas haitianos.

Saludos, Troba.

Franziska dijo...

Nos llenan de espanto las noticias porque con todo lo pasado y por si fuera poco, llegan enseguida los tifones y la gente estará en tiendas de campaña -esa es la información que me ha llegado- no hay tiempo de levantar viviendas si hay tiempo, sin embargo, de sacar a la gente de las áreas peligrosas de ese país y mi pregunta es ¿por qué no se les está asilando ya en otros países, siquiera hasta que los tifones hayan quedado atrás? Después que se reconstruya con la necesaria garantía y que lo que se lleve a cabo, se haga bien.

Y siento decir que estoy aquí muy cómoda opinando cuando debiera haber marchado hasta allí para ayudar en lo que fuera posible. Me siento culpable de mi ausencia que justifico en mi vejez y en mi falta de fuerzas ¿pero no será egoísmo?

Cris dijo...

Una entrada muy respetuosa al fin con este tema.
Besos.

Troba dijo...

GINEBRA:
Gracias amiga, es solo un grano de arena que puede hacer la playa que alguna vez soñamos.

Besos!

----

Adrisol:

Nunca te olvido amiga.

Besos!

---

Angeles :

Gracias por la recomendacion y tus palabras.

Besos!

----
Adolfo Payés:

Vamos juntos, maestro!

---

salvadorpliego:

gracias, hermano poeta.

---

Trovator :

Vida, solidaridad y paz.

Abrazos

---

_Dr_G_ :

Gracias, hermano.

---

LUISA M.

Palabras verdaderas las tuyas.

Besos!

---

h€Çh!ZërÄ:

Haiti renacerá.

Gracias por tus palabras, amiga!

Besos!

----

La chica pastel:

Gracias, pasa seguido!.

---

Franziska :

tienes el alma joven, eso es lo que importa.

Besos, amiga!

---

Cris :

Gracias, amiga.

Besos!

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

DIGNO HOMENAJE... BIEN DICHO... BIEN CONTADO... Y BONITO...

UN ABRAZO...

Talín dijo...

Volveré porque, efectivamente, la poesía, siguiendo a Celaya, es un arma cargada de futuro. Y usted puede hacer lo mismo.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

tRISTE LO DE hAITÌ: EL PRIMER PAÌS LATINOAMERICA EN LIBERARSE DE LA ESCLAVITUD, DE LA COYUNDA COLONIAL FRANCESA, Y EL PRIMER EN CAER EN LA DESGRACIA DE LAS DICTADURAS, DE LOS INTEREES IMPERIALISTAS DE LOS GRINGOS...DE LOS COLAPSOS DE LA NATURALEZA. sALUDOS. cARLOS