4.11.09

Ah, malhaya, la siembra se echó a perder


Dentro de un surco abierto vi germinar
Un lucero de infinita soledad
Y con una canasta le vi regar
Con agua de un arroyo de oscuridad
Ah, malhaya, la siembra se echó a perder
Y el agua del arroyo se echó a correr.
En una hora triste quise cantar
Y dentro de mi canto quise gritar
Y dentro de mi grito quise llorar
Pero tan sólo canto para callar
Ah, malhaya la hora en que fui a cantar
Ah, malhaya la hora en que fui a gritar

Chabuca Granda - El surco


El no sabía mucho de economía: si el gamonalismo era más eficientes, las actuales parcelas eran menos productivas, que los comuneros no tenían la tecnología ni el capital; en fin, tantos argumentos que sostenían que la reforma agraria fue un fracaso.

Simplemente no le importaba, para él era suficiente no volver a escuchar aquellas historias contadas por su madre: historias de comuneros masacrados por la Guardia Civil, familias llorando ante una choza destruida por el capataz, campesinos viviendo en barracas, semi-esclavos llamados yanas y pongos.

Muchas vidas costó alcanzar la libertad, dentro de una guerra silenciosa por recuperar tierra y dignidad, mientras la prensa limeña los llamaba invasores de tierras.

Ahora, podía respirar un poco de libertad: sus hermanos asisten a las escuelas, tienen derecho al voto. Sonrió al recodar que hace solo 30 años eran ciudadano de segunda clase, extranjeros en su propia tierra:

La tierra es para quién la trabaja
Campesino, el patrón no volverá a comer de tu pobreza.

No le importaba si la siembra se echó a perder: a diferencia de la poetisa, no maldecía la hora en que fue a gritar. Lejos de las cadenas y del terror que le siguió en los 80´s, quedaba la libertad para hacer florecer al campo. Y esas son cosas que no caben en números ni estadísticas.

7 comentarios:

GINEBRA dijo...

Preciosa entrada. Ojalá las oportunidades llegaran a todos los rincones del Planeta, sería lo justo, Troba.
Mientras tanto, hay que decir bien alto esta frase que te transcribo de tu texto:
"La tierra es para quién la trabaja
Campesino, el patrón no volverá a comer de tu pobreza".
Besos de buenas noches.

Manso Cordero dijo...

Ahora son "LIBRES" ¿en la pobreza? asistiendo a escuelas desde luego ineficientes... los "señorones" hicieron mal, claro que sí, fueron muy mezquinos... pero como respuesta la venganza, el odio, la expropiación; no me parece una actitud digna. Es sólo ojo por ojo, La maldita lucha de clases!!! repudio los dos bandos!!! CHABUCA ENTENDIÓ ESTO

Anjanuca dijo...

¡Ay, si pensé que me había equivocado de casa! No sé, la otra plantilla me parecía más...tú.

Esta entrada me ha recordado aquella canción de "Pobrecito mi señor piensa que el pobre soy yo.".

¿Has pensado en publicar tus escritos?

Besucos.

Julia dijo...

Cuántas historias no caben en números ni estadísticas. Muy buena tu entrada, Trova, como siempre!.

Me encanta tu nueva plantilla. Veo todo más ordenado, lo entiendo más.

un beso.

Cris dijo...

Qué bonito lo has contado...

Besos...

Goliardo dijo...

Siempre emociona escuchar a Chabuca, siempre estremece leer tus verdades. Abrazos, amigo.

Troba dijo...

GINEBRA :

Lemas más actuales que nunca.

Besos!

-----

Manso Cordero:

Sabes que significa lucha de clases?

-----

Anjanuca:

A veces es bueno cambiar de vista...
En papel mojado? no,no lo sé

besos!

----

Julia:

Mucha razón, amiga.

Besos!

----

Cris:

gracias!

besos!

----

Goliardo:

ese es el objetivo.

Saludos!